En el esperpento: Biznaga. Centro dramático nacional

Hay discos que te dan en los dientes y se te quedan mirando con una sonrisa igual de mellada que la tuya. Discos cabrones. Centro dramático nacional(título antológico) es de esos. Biznaga se sacan el larga duración que llevaban dentro y convierten sus estupendos cortos anteriores en un ensayo para esta ampliación del campo de batalla, tenebrosa y enérgica por igual.

Punks bien vestidos y bien leídos, punks articulados, punks del post-punk y delart-punk, retoman el género, ya cliché, en la efervescencia sonora, política y lúcida de los ultimísimos 70 y los primerísimos 80. Con el oído y la mirada puestos en los Buzzcocks o en aquellos grupos vibrantes de Irlanda del Norte que le metieron power pop al asunto, y el filo ideológico de gente como TV Personalities o The Pop Goup para sintetizarlo a través de un elaborado imaginario castizo donde retumba, entre ritmos flamencos y pasodobles,Parálisis Permanente, Las Vulpes, los primeros Gabinete Caligari oParaíso.

Pero no, Centro dramático nacional no es una colección de citas, sino un disco al tiempo inmediato y atemporal, lleno de humor negro y Angst juvenil para un presente hijoputesco y liofilizado. Un disco municionado con canciones rotundas, como ‘Mala sangre’, ‘Cul-de-Sac’ o ese monumento (españolísimo) que es ‘Los duelistas’ cantado por esa neo-Martirio que es Juana Chicharro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s