El océano pacífico es arcoíris: Jenny Lewis en The Voyager

Jenny Lewis se ha puesto un traje blanco con arcoíris para homenajear el famoso conjunto de Gram Parsons en la portada de “The Gilded Palace of Sin”, mítico disco de psicodelia country de los Flying Burrito Brothers. Pero Jenny Lewis ya no viaja en esa dirección, aunque siga resumiendo el paisaje californiano.

California está en las pistas de sonido y en el imaginario vital que recuentan, porque este es un disco recapitulativo y nostálgico, también uno de cambiar de piel, un poco de autoanálisis… a veces demasiado. Lo que ocurre es que Jenny Lewis es inteligente y tiene suficiente sentido del humor (seco) como para contemplarse a ella misma como personaje y no aburrirnos con las cuitas de la bohemia californiana. Irónico y cruel, lúcido en momentos demoledores como “Just One Of The Guys” donde demuestra su maestría y oficio como creadora de canciones en un tempo milimetrado, desborda sentido de la observación y malicia.

“The Voyager” también suena distinto, lujoso y brillante, completando así la clásica ironía del pop abrazando, bajo la producción de Beck en algunos cortes, desde el power pop a la electrónica, fabricando un espacio narrativo y musical donde el ochenterismo adherente y nuevaolero encontrándose con el vacío épico y la tristeza indefinible del “Pacific Ocean Blue” de Dennis Wilson. Sonando como hay que sonar para triunfar, pero retorciéndolo todo desde el interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s